Entrevista al Dr. Martín Montenovo

martin-montenovoEl Dr. Martín Montenovo es miembro honorario del FOFECMA y Consejero representante de los magistrados en el Consejo de la Magistratura de la provincia de Chubut. En las XVIII Jornadas Nacionales del FOFECMA, participó del panel “el juez ante los conflictos sociales” junto a consejeros de diferentes provincias. Junto al Juez de la Cámara en lo Penal del Poder Judicial de su provincia, conversamos sobre el crecimiento del Foro, el perfil del magistrado y la percepción social de la Justicia.

¿Que importancia tiene que se hayan realizado las XVIII Jornadas Nacionales del FOFECMA en Puerto Iguazú, Misiones?
Es importante el Foro. Es importante que sea una realidad, que exista y que, en su marco, se discutan cuestiones de interés para la Justicia, que se reflexione y desde donde salgan ideas para mejorar el servicio de Justicia. En particular, debemos mejorar la selección de jueces y fiscales.

Como miembro honorario del FOFECMA ¿Cómo ve el crecimiento que ha tenido el Foro en éstos últimos años?
El FOFECMA crece en cantidad y en participación, lo cual es sumamente importante. La próxima etapa es que crezca en estar presente en opinión como institución de temas concretos de la realidad que hacen a la temática que involucra al Foro. Para todos aquellos que estuvimos en el origen es una satisfacción este crecimiento.

“El FOFECMA crece en cantidad y participación”

En su disertación, Ud. hablaba de un Juez que sea ordenado, que sepa de Derecho y que tenga un comportamiento acorde al rol que ejerce. En la teoría esto suena muy lindo pero, ¿piensa que en la práctica esto es así?
En realidad, el Juez como ordenador de un determinado sistema de control social me parece que ya hay que abandonarlo como paradigma, al igual que el puramente académico. Está claro que tiene que saber de Derecho pero no en un criterio puramente académico o legalista. Necesitamos jueces que entiendan la realidad social, que apliquen el Derecho y que traten de resolver los conflictos, tomando cada caso como una puja de derechos reconocidos legalmente. También deben intentar contribuir a la paz social desde ese lugar. Como se vista, cuál es su tendencia sexual, si es partidario de una determinada corriente dogmática del Derecho o no, no nos tiene que importar tanto. Nos tiene que importar identificar a las personas que pueden soportar el estrés de resolver conflictos. Eso implica el estrés social, transmitido por el estrés mediático. Incluso, el estrés político.

¿Porque cree que la sociedad y los medios de comunicación se ponen a analizar esas cuestiones más banales y deja de lado la tarea netamente judicial?
Esto ocurre por un tema de control de jueces. Controlamos en función de cantidades y de apariencias pero no controlamos por resultados. Tenemos que controlar el resultado y si lo controlamos, nos va a dejar de importar como se viste, a qué hora llega o la tendencia sexual, etc. Tenemos que ver que los que designamos resuelvan conflictos sociales y apliquen la ley en ese sentido. Si hacen eso, poco nos tienen que importar cuestiones que vayan en otro sentido.