Entrevista al Dr. Leonardo Altamirano

leonardo-altamiranoEn el marco de las XIX Jornadas Nacionales del FOFECMA se llevó a cabo el panel “Los Consejos de la Magistratura y los funcionarios judiciales frente a los medios de comunicación y la Opinión pública”, el cual contó con la disertación del Titular de la Oficina de Prensa y Proyección Socio-Institucional del Tribunal Superior de Justicia de Córdoba, Dr. Leonardo Altamirano. Finalizadas las Jornadas, conversamos junto a él sobre el vínculo de los medios de comunicación y el Poder Judicial, la actualidad en su provincia y el desarrollo institucional del FOFECMA.

¿Qué sensaciones le quedaron luego de finalizada su ponencia y posterior debate en el panel sobre “Los Consejos de la Magistratura y su relación con los medios de comunicación”?

En primer lugar, quedó claramente expuesta la preocupación que existe en la magistratura sobre la relación de los poderes judiciales con la prensa. El proceso de mediatización de las actividades judiciales afecta directa o indirectamente el trabajo cotidiano de la mayoría de los operadores judiciales del país y, por esa razón, nadie permanece indiferente a este tipo de debates. En segundo lugar, los expositores coincidieron en que las decisiones judiciales despiertan cada vez mayor interés de los medios de comunicación y que esa tendencia es irreversible. Y, en tercer lugar, creo que los miembros de los poderes judiciales progresivamente están tomando conciencia de que hay que comenzar a implementar estrategias de comunicación judicial concretas que permitan mejorar la calidad de la información que llega a la ciudadanía. El adagio “los jueces solo hablan por sus sentencias” ha sido puesto en crisis.

¿Cómo es la relación entre la Oficina de Prensa en la que Ud. trabaja con los medios de comunicación locales?

Para nosotros es fundamental mantener un contacto fluido y permanente con los periodistas. Nuestra tarea primordial es facilitar el acceso de la prensa a la información judicial, siempre que su difusión no vulnere los derechos de las personas que acuden a la Justicia a resolver sus conflictos. De hecho, el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba ha instalado en el Palacio de Justicia II, donde funciona la mayoría de los tribunales penales de la ciudad, una Sala de Periodistas que cuenta con el equipamiento necesario para que los profesionales de la comunicación acreditados desarrollen su actividad con la mayor comodidad posible. Asimismo, desde el año 2007, enviamos periódicamente a la prensa gacetillas que “traducen” las sentencias y resoluciones judiciales a un lenguaje simple. Así, colaboramos con la prensa en el proceso de producción de la noticia judicial e, indirectamente, tratamos de mejorar la calidad de la información que recibe el público.

¿Cuál cree que debería ser el ideal en el eje relacional Jueces/Justicia y medios?

Creo que la idea reguladora debe ser la transparencia. Cuando la prensa solicita información a un organismo judicial no hace más que cumplir un requerimiento tácito de la sociedad. Por supuesto, los poderes judiciales deben desarrollar dispositivos de comunicación eficientes para que esa difusión no afecte los derechos de las personas vulnerables ni entorpezca el funcionamiento de la administración de justicia. En este sentido, considero que puede ser muy importante el aporte de las oficinas de prensa en el diseño de políticas de comunicación judicial, sostenidas en el tiempo y adaptadas a los diferentes públicos y a los distintos formatos. No sólo hay que pensar en los medios tradicionales (diarios, radios y televisión), sino también en las nuevas tecnologías de la información y la comunicación: páginas web, redes sociales, aplicaciones. Por ejemplo, nuestra experiencia con la cuenta de Twitter @justiciacerca ha sido positiva.

¿Qué opina de la labor que viene realizando el FOFECMA, como este espacio de intercambio de experiencias entre diferentes consejos de la magistratura?

La difusión de los procesos de selección de jueces y funcionarios constituye uno de los pilares de la legitimidad del sistema jurídico. La gente tiene que saber cómo se elige a las personas que van a estar encargadas de resolver sus conflictos. Esto ayuda a que la ciudadanía pueda confiar en sus magistrados y también fortalece la institucionalidad. Pero este vínculo con la sociedad no puede lograrse si los operadores judiciales no nos reunimos a compartir nuestras experiencias y a proyectar estrategias de comunicación cada vez más eficaces. Los espacios de intercambio que propone Fofecma permiten, justamente, avanzar en la optimización los procesos de difusión y lograr así mejores resultados.