Hace diez años, los Consejos de la Magistratura y Jurados de Enjuiciamiento del país firmaron un acta donde manifestaban la necesidad de intercambiar experiencias de una manera más orgánica y fluida, estableciendo en aquel entonces pautas de trabajo para futuras reuniones, e invitar a los demás Consejos y Jurados de Enjuiciamiento a constituir un organismo Federal de características permanentes.

En ese entonces se festejaban los cincuenta años del Consejo de la Magistratura de Chaco, pionero en la incorporación Constitucional de este Órgano de Selección de Magistrados Judiciales.

En ese momento, los ejes temáticos de los intercambios entre las diferentes Jurisdicciones se plasmaron en dos consignas: 1) designación de jueces y funcionarios, y 2) la remoción de jueces y funcionarios.